Oscar Amodia (LOLA)

Oscar Amodia tiene más de 15 años de experiencia en creatividad publicitaria. Tras estudiar la carrera de Bellas Artes en el País Vasco, ha trabajado para agencias de la talla de The Cyranos McCann Worldgroup Europe, Archibald Ingall Stretton, Shackleton, SCPF o Grey, ocupando cargos como Director Creativo y Director de Arte. Ha sido jurado en los Premios Inspirational 2014 y su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones en Cannes Lions, London International Awards, One Show, New York Festivals, D&AD, Clio y El Sol. A su amplia experiencia hay que sumar su trabajo en agencias como 100×100, Havas, Sofa Experiencie, Prima, C&C o Tafe.

OSCAR-AMODIA-SCPF-grande

Este apasionado del arte y la tecnología es uno de los mejores talentos creativos del panorama español y actualmente dirige el departamento creativo en LOLA y trabaja también como creativo para The Conquistators Collective.

Algunos de sus mejores trabajos:

‘Crea, borra y evoluciona’, Pilot Frixion Evolution.

Rotulador resistente al agua

pilot_dish_mummy

Bolígrafo con escritura extrafina

Pilot_extrafine4

Pilothandwriting.com

Para esta campaña, se creo una app que permitía crear una fuente de texto a partir de letras escritas a mano. Así, desde el ordenador, la herramienta más poderosa de todas, se pueden enviar emails escritos con tu propia letra. Fue muy efectiva y viral y llegó a ser premiada por su novedad, utilidad y creatividad.

16_th11-1024x665

En Grey, la agencia en la que trabajaba Oscar Amodia en el momento de idear la campaña, explicaban que Pilot es una marca que siempre ha sido vista como útil y práctica  para sus usuarios y querían trasladar esa filosofía al medio online. Con esta aplicación la gente puede enviarse emails más personales y Pilot es quien lo permite, a través de genios como Amodia. Han conseguido posicionar la marca en el medio online, estableciéndola como la primera que logró que se enviaran emails escritos a mano, ganando un poco de calidez y cercanía en contraste con la falta de toque personal y la frialdad a la que nos hemos habituado con los correos electrónicos.

– ‘Homeless Fonts’ para Arrels Fundació 

Esta inspiradora campaña la realizó el equipo en el que trabajaba Oscar Amodia en The Cyranos/McCann. Esta agencia se caracteriza entre otras cosas por la calidad de sus trabajos en lo relativo a creatividad y a la solución de problemas mediante contenidos, en lugar de simplemente promocionar productos y servicios, y lo demostró con creces con esta campaña, personalmente, de mis favoritas. Fue una iniciativa de la Fundación Arrels de Barcelona, mediante la cual se crearon tipografías digitales a partir de caligrafías de personas que viven en las calles de la ciudad. La idea es que las marcas y las personas que lo deseen, compren las fuentes para su uso y todos los beneficios van al proyecto de la fundación, que ayuda a más de 1400 personas.

Homeless-Fonts-1-640x310

Fue una forma de conseguir ayuda sin pedir para las personas sin hogar, que se ven obligadas a escribir en cartones, para intentar obtener algo de ayuda, alguna moneda o algo para comer. Vivir en la calle es algo muy duro y las personas que lo sufren muchas veces se sienten ignoradas y olvidadas. Este proyecto les dio visibilidad y les hizo sentirse importantes y útiles. Incluso llegaron a ver sus caligrafías en envases de productos o en publicidad. Y lo que es más importante, la Fundación aumento sus fondos en un 37% para poder ayudar a más personas.

http://www.homelessfonts.org/

‘Pay per Laugh’ para el Teatre Neu

En protesta por la subida del IVA cultural en más de un 100% en 2013, la compañía independiente de comedia teatral, decidió tomárselo con humor. Con el trabajo de The Cyranos/McCann y gracias a la unión entre tecnología y creatividad, se colocaron tablets en todos los respaldos de los asientos con un software de reconocimiento facial y detector de sonrisas. Esto permitía registrar y contabilizar cada una de las risas de los espectadores. La entrada era gratuita y el precio se conocía al final del acto, donde se cobraba treinta céntimos de euro por risa, hasta un límite máximo de 80 risas, por lo que el precio no subía de 24€ finales.

Esta campaña, aunque es difícil de implementar por su alto coste, fue todo un éxito y los que han podido instalarla disfrutan de sus beneficios. Ganó 8 leones en Cannes en 2014, 6 de bronce, uno de plata y otro de oro. Genialidad premiada.